Ya ha llegado Septiembre y casi estamos a las puertas de Octubre por lo que los colores y el olor a Otoño invade nuestros hogares. El ambiente otoñal que poco a poco va llegando me inspira para realizar nuevas colecciones de peces y de detalles con madera haciendo de cada pieza un pequeño tesoro.

Robustas o delicadas, las piezas de artesanía son únicas e irrepetibles. Se crean con amor y cariño, queriendo dar al la obra el mejor resultado posible. Cada madera tiene tiene su sitio.

No podemos comparar las piezas que se pueden encontrar a la venta a precios irrisorios. En ellas no hay trabajo artesano alguno. Hay que saber distinguir y valorar lo especial de las piezas artesanales, hechas a mano desde la recogida del material hasta su acabado. El trabajo es sostenible y los materiales también, incluidos los que se utilizan para el empaquetado.

En mi trabajo miro y mimo cada detalle, cada espacio, cada ajuste para que cada madera encaje con la otra y en su conjunto nazca una escultura. Ese precioso regalo lleno de historia que hará feliz a quien lo reciba. Saber que esa pieza única está decorando una habitación, un barco, un restaurante, un hotel y con su presencia ebocan al mar.

Estas son las fases de mi trabajo

Seleccionar la madera en la playa o en las calas.
Limpiar y seleccionar el material con delicadeza y cariño.


Y dejar volar la imaginación para crear.

La decoración con madera de mar es eco-friendly, natural, original e inspirada en la naturalez.

Imaginar con elementos que me ofrece la naturaleza, incentiva la ilusión y el respeto por el medio ambiente y nuestro entorno. Es la bella fusión entre artesanía y sostenibilidad.

Sígueme en Instagram https://www.instagram.com/maremediterraneumdriftwood/